El libro de los chakras

HomeLibrosEl libro de los chakras

 

el-libro-de-los-chakrasLOS CHAKRAS Y SU UBICACIÓN

En el cuerpo energético encontramos miles de canales de energía (nadhis).
Cuando estos nadhis se juntan en un punto forman centros de energía.
Y éstos son los chakras.
Se calcula que en nuestro cuerpo hay miles de chakras.
La dimensión e importancia de un chakra dependerá del número
de ramificaciones que tenga ( es decir, del número de nadhis
que se unan en ese punto).
Los chakras más pequeños conocidos e identificados son los
que se usan en la acupuntura.
Luego hay otros chakras más grandes ( los secundarios)
que se conectan directamente con las partes
y los órganos más importantes del cuerpo ( palmas de las manos,
plantas del pie, bago, hígado, etc).
Y finalmente, tenemos los siete chakras principales
que están ubicados a lo largo de la parte delantera
de la columna vertebral.

 

 

 

EL PRIMER CHAKRA

Muladhara o chakra raíz
Ubicado en el cóccix, se expande hacia abajo por el perineo
y conecta con las energías de la tierra.
Correspondencias físicas: huesos, dientes, uñas,
intestino grueso, estructura celular…
Glándula: Suprarrenales. Son glándulas en forma triangular ubicadas
en la parte superior de los riñones.
Esencia de este chakra: Arraigo, estabilidad, nutrición, hogar,
vitalidad, seguridad, comodidad con el cuerpo físico…

 

 

Un primer chakra bloqueado muestra a una persona
con falta de seguridad y confianza.
Por lo tanto su voz será insegura y desconfiada.
Si está dominada por el miedo, su voz se congelará y será persona
de pocas palabras o bien usará la voz para poseer.
La falta de arraigo puede derivar en que hable demasiado o muy poco.

Energía de bloqueo: El miedo.
Para disolver el miedo necesitamos adquirir VALOR Y CONFIANZA.
EL SEGUNDO CHAKRA

svadhistshana o chakra sacro.
Se encuentra sobre la primera vértebra lumbar;
Está relacionado con las sensaciones, las emociones y la sexualidad.

Si la persona está totalmente desconectada de su cuerpo emocional
su voz sonará mecánica. Cuando se inhiben los sentimientos
y se tiene un sentimiento de culpa, se busca esconder esa culpa y sale
una voz suave y hasta susurrada. Si la persona vive en un polo de
la dualidad sus palabras serán conflictivas.
La incapacidad para expresar los sentimientos provoca que los objetivos
se intenten conseguir a través de la manipulación.

 

 

EL TERCER CHAKRA

Manipura o chakra del plexo solar.
Se expande hacia el frente y hacia atrás a la altura
del diafragma, sobre la séptima vértebra torácica.
Está relacionado con la mente y el desarrollo de la personalidad.
La vergüenza se vence con el amor propio, fortaleciendo la autoestima.

Cuando una persona está dominada por la vergüenza no se quiere equivocar.
Por tanto, evita hablar o sólo lo hace cuando está muy convencida
de lo que va a decir. Si se equivoca, iniciará un monólogo interior
con su mente inferior que le dirá que sus palabras son inútiles,
lo que afectará a su autoestima. Entonces, quizás se vuelva más callada
o se rebele y empiece a expresarse con agresividad.

 

 

EL CUARTO CHAKRA

Anahata o chakra del corazón.
Está situado en el centro del pecho, sobre la quinta vértebra torácica,
y se expande hacia el frente y hacia atrás.
Representa el amor, las relaciones y la sociedad
La compasión, además de aliviar
el dolor es la culminación de la sanación.
Representa la comprensión de las necesidades de otra persona.

Cuando hay sufrimiento la voz sale quebrada y la persona
está al borde del llanto. Si ese sufrimiento no se expresa
se crea un nudo en la voz.
En casos severos en los que no hay aceptación y amor hacia uno
mismo la voz tartamudea. Cuando el amor es condicional
las palabras serán deshonestas.
Si no hay una buena respiración la voz no saldrá con fluidez.

 

 

EL QUINTO CHAKRA

Vishuddha o chakra de la garganta.
Significa purificación.
Se localiza en la garganta, sobre la tercera vértebra cervical,
y también se expande hacia el frente y hacia atrás.
Color: Azul claro, con matices plateados.
Elemento: Sonido.
Función sensorial: Oír.
Correspondencias físicas: Zona superior de los pulmones,
bronquios, conducto respiratorio, esófago, cuerdas vocales,
garganta, boca, barbilla, mandíbula, nariz,
orejas, oído, cuello y cervicales.
Glándula: Tiroides. Segrega una hormona llamada tiroxina
que estimula el metabolismo ( la forma y velocidad
en la que el alimento se transforma en energía
y en qué se usa esa energía) y el crecimiento
y desarrollo del cuerpo, regulando el equilibrio
entre el crecimiento físico y el psíquico.
También regula el metabolismo del yodo y el equilibrio
en los tejidos y la sangre.
Además es productora de proteínas y regula
sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.
La función de este chakra es purificar,
desde las toxinas del cuerpo físico hasta las emociones,
creencias y conductas.

 

EL SEXTO CHAKRA

Ajna o chakra del tercer ojo.
La percepción:
La vida está determinada por nuestros patrones
de emociones y pensamiento.
Si los patrones son negativos,
podemos caer en complejos y obsesiones
que distorsionan la realidad.
Nuestro espíritu vivirá esclavo de nuestros prejuicios.
Los complejos distorsionan la realidad y cuanto más aferrados
estemos a ellos, más dura e inflexible será nuestra actitud.
De este modo, se manifiesta la realidad que originó el complejo.

 

 

Si el chakra de la visión está bloqueado
se dificulta comprender la simbología de la vida.
Por tanto, la persona tiende a ser muy repetitiva.
A veces, repite varias veces la misma frase
porque lo necesita para sí misma.
En los casos más agudos incluso repite
lo que dice el interlocutor.

 

 

EL SÉPTIMO CHAKRA

Sahasrara o chakra de la corona.
Enfermedades que se relacionan con ciertos chakras,
opiniones de las personas de nuestro entorno,
realidades que atraemos a nuestra vida.
Señalan el punto en el que estamos estancados.

La falta de conexión con nuestra esencia divina
hace que nuestra voz suene monótona,
ausente y carente de carisma.
Las creencias son resultado de nuestras experiencias.

 

 

Chakra en sánscrito significa “rueda”.
Cada chakra tiene una frecuencia vibratoria distinta.

 

 

La escuela Iyengar enfatiza la precisión
y el alineamiento de las posturas;
la escuela de Ashtanga tiene tres series de posturas;
la primera enfatiza la desintoxicación del cuerpo
y la realineación de la columna,
la segunda enfatiza el desbloqueo de los canales de energía
y la tercera enfatiza la fuerza y la resistencia.

 

 

PRANAYAMA

LA EXPANSIÓN DE LA FUERZA DE LA VIDA

El prana es la energía que circula por todo el cuerpo
y regula las funciones.
Se distribuye por el cuerpo a través de sus 72.000 nadhis.
Los chakras son sus centros de almacenamiento y distribución.
Dentro del cuerpo el prana se divide en diferentes áreas,
cada una con su propia función.
Estas áreas se llaman vayus (vientos)
y cada vayu rige diferentes funciones del cuerpo.
La palabra pranayama deriva de prana,
que significa fuerza de vida y ayama,
que significa expansión, o yama
que significa control, canalización.
Por tanto la práctica del pranayama
es la práctica de la expansión,
el control y la canalización de la fuerza de vida.
Hay diversas maneras de absorber el prana
pero la mayor fuente de prana
(y la que más impacto tiene en su flujo de energía es la respiración.

 

 

LOS MUDRAS

Son gestos o posiciones hechas con las manos, la cabeza
( ojos, nariz, labios, lengua y orejas) o el cuerpo entero.
Los mudras dirigen el prana hacia ciertos vayus
sin necesidad de ningún otro esfuerzo por nuestra parte.
Manipulan la energía vitual creando barreras
que redirigen la energía hacia los órganos o sistemas del cuerpo
correspondientes al mudra en cuestión.
Cuando aplaudimos estamos rompiendo la energía creada
en ese momento para dar espacio a una nueva.

el-libro-de-los-chakras

Comprar Libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>